6 may. 2008

Pobladores que viven cerca a volcán Ubinas proponen reubicación definitiva en zona de Sirahuaya

Moquegua, 06 / 05 / 2008

Los pobladores de las tres localidades más cercanas al volcán Ubinas (Moquegua), que diariamente lanza fumarolas, proponen ser reubicados de forma definitiva en la zona de Sirahuaya, informó hoy el director regional de Defensa Civil de Moquegua, José Fuentes Flores.
Comentó que según el alcalde distrital de Ubinas, Américo Quispitúpac Soto, los habitantes de Querapi, Ubinas y Sacoaya, a cuatro, seis y ocho kilómetros del volcán, respectivamente, consideran que Sirahuaya, en el valle de Ubinas, reúne las condiciones apropiadas para la creación de un centro poblado que albergue a los habitantes expuestos a la actividad volcánica.
Esta propuesta, que busca constituirse como una medida complementaria a la reubicación a Pampas de Jahuay, deberá ser sometida a evaluación por parte de las autoridades políticas, el Comité Regional de Defensa Civil y las instituciones científicas que monitorean la actividad del volcán, explicó Fuentes Flores.
De acuerdo con las declaraciones del burgomaestre, para los pobladores de las tres localidades el traslado definitivo a Pampas de Jahuay, determinado por el Gobierno Central, no resolverá el problema en su totalidad, pues creen que dicho lugar no podrá albergar a todas las familias del valle.
Fuentes Flores recordó que hay resistencia de los habitantes de Querapi a la evacuación al albergue temporal de Anascapa, al considerar que dicho traslado mermaría sus actividades económicas.

Ante esta situación, el alcalde de Ubinas se habría comprometido a promover la formación de un nuevo centro poblado en Sirahuaya con apoyo de entidades estatales para la implementación de los servicios básicos.
Mientras tanto, el director regional de Defensa Civil indicó que la alerta amarilla persistirá en el área de influencia del volcán, ya que hasta el momento se han registrado explosiones y fumarolas leves que no ameritan una declaratoria de alerta naranja.

Fuente: Noticia Local - Agencias

Ex estudiante del Senati inventó grifo que impide el desperdicio de agua

Lima, 06 / 05 / 2008

César Herrera Velásquez ha cumplido su sueño: crear un grifo ahorrador de agua y con su invento contribuir a preservar este líquido, especialmente ahora en que aumenta la preocupación mundial por el cambio climático y la escasez del recurso hídrico.

Para este electricista chalaco, que estudió en el Senati, su invento aumentará en importancia conforme la gente vaya tomando conciencia de la necesidad de cuidar el agua, no sólo por un acto de solidaridad y de responsabilidad con los demás, sino porque esto le significará un ahorro a la hora que le llegue la factura por consumo.

¿Qué diferencia al invento de Herrera de los caños convencionales, de perilla, instalados en baños, cocinas o lavanderías? Algo simple, pero en la que reside la creatividad nacida de su preocupación: El sistema esencial del grifo se basa en una línea magnética y, por tanto, sin fricción de piezas, lo que prolonga la durabilidad del sistema.

El equipo consta de una válvula a la que está acoplada una varilla que, al ser desplazada, permite la salida del agua por el tiempo necesario como por ejemplo, cuando uno se lava las manos, cara o dientes. Es decir, basta un ligerísimo movimiento de la varilla para accionar el caño y dejar salir el agua. Para mantener la válvula del caño abierta, solo basta levantar la varilla que, a su vez, es atraída por el imán, permitiendo el paso continuo del chorro de agua.

“Mi preocupación siempre fue la necesidad de cuidar el agua. Nunca comprendí por qué no se había inventado un caño que impidiera el derroche del líquido”, dice el inventor de 50 años. Luego señala que en relación con un caño convencional, su equipo permite ahorrar entre el 85% y 90% de agua a la hora de la higiene personal o en otro menester doméstico.

La grifería fue probada y aprobada en los laboratorios de Sedapal en 2007. Ahí se certificaron cinco de estos equipos ahorradores.

Fuente: Noticia Local - Agencias

Congestión que reinaba en Habich-Panamericana Norte se trasladó a inmediaciones de terminal Fiori

Lima, 06 / 05/ 2008

Pese a la puesta en funcionamiento del puente elevado entre las avenidas Habich y Panamericana Norte, transportistas urbanos de Lima cuestionaron el enorme cuello de botella que se genera a la altura del terminal terrestre de Fiori, donde la salida y llegada de buses interprovinciales producen congestión y malestar entre los pasajeros.

Si bien este cruce vial, recientemente abierto por la Municipalidad de Lima, da mayor fluidez al tránsito entre Habich y Panamericana Norte, el problema se agudiza al cruzar Fiori (en los sentidos sur norte y norte a sur), indicó Omar Calderón, de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano Masivo del Perú (Asetum).
“Lamentablemente el alcalde (de Lima) Luis Castañeda se apresuró al inaugurar una obra que falta concluir y no ha resuelto la congestión. Primero, debió recuperar la vía auxiliar de la Panamericana Norte, invadida por el terminal de Fiori y por un grifo”, declaró.

Calderón dijo que este problema se hace más notorio en horas punta, al igual que en las noches e incluso los días feridos, cuando los buses interprovinciales parten con más frecuencia de ese terminal informal.

En ese sentido, el dirigente gremial demandó al municipio de Lima la inmediata reubicación del referido terminal terrestre, con el fin de oxigenar la vía y facilitar el desplazamiento vehicular por esa zona.

“Estos buses salen y se estacionan en la pista. Para cruzar por Fiori tardamos 20 minutos. Por eso este terminal debe reubicarse, de lo contrario la inversión en el by pass de Habich habrá sido en vano, porque no sirve de nada”, manifestó el presidente del gremio de transportistas.

En similares términos se expresó Luis Quispe Candia, director de la ONG Luz Ámbar, quien mencionó que esta obra genera atoros en ambos sentidos de la vía. Es decir, agiliza el tránsito solo en la intersección de Habich Panamericana Norte, mas no antes ni después de ese cruce.

Dijo que es menester reconocer que cualquier obra de infraestructura vial es importante y debe ser bienvenida, siempre que se acompañen con planes técnicos que eviten este tipo de situaciones y no generen malestar entre los transportistas, peatones y vecinos del lugar.

Fuente: Noticia Local - Agencias