23 jun. 2011

Villa El Salvador y La Victoria son los distritos más inseguros de Lima

Así lo perciben encuestados en el estudio sobre victimización 2011. Sondeo de Ciudad Nuestra revela cómo se siente la inseguridad y el delito en 35 distritos de Lima Metropolitana. Se usa más el arma blanca.

La inseguridad sigue latente en nuestra capital, el 72% de los limeños al menos dice sentirse así. Y el temor frente a la posibilidad de ser víctima de un delito varía según el distrito en el que nos encontremos. Villa El Salvador, por ejemplo, resulta ser el distrito donde más inseguridad se percibe con un 90%, mientras que en La Victoria este temor lo refleja el 87,3% de sus vecinos y en San Martín de Porres un 82,7%. Mientras que los distritos con menos percepción de inseguridad son San Isidro con 29,1% y Miraflores con 32,3%.

El diagnóstico de esta inseguridad lo revela la Primera Encuesta Metropolitana de Victimización 2011 realizada por la ONG Ciudad Nuestra. Este nuevo estudio también demuestra que nueve de cada diez delitos cometidos en la capital fueron de carácter patrimonial, es decir por robo.

Del porcentaje anterior, el 50% de ellos fueron por robo al paso, mientras que 20% fueron robos en casa o a un local. En tanto, un 11% de los robos son perpetrados con violencia física, comúnmente llamados atracos.

Para el ex ministro del Interior Gino Costa y coordinador general de esta encuesta estas cifras son similares a lo que sucede a nivel nacional. “La incidencia de los principales delitos varía según los distritos. En algunos casos, la alta incidencia de robos al paso va acompañada de una baja incidencia de robos en vivienda o local. Es lo que ocurre, por ejemplo, en Comas, La Victoria, San Juan de Lurigancho, Rímac y Surquillo”.

“A la inversa, en otros distritos, la baja incidencia de robos al paso coincide con una alta incidencia de robos en vivienda o local. Esto sucede en los distritos de Chaclacayo, Lurín, Pachacámac, Lurigancho-Chosica y Miraflores”.

En Lima, la mayoría de distritos presenta gran incidencia de robos al paso, pero el distrito de Comas es el que lidera la lista con un 64,3%, le sigue La Victoria con un 63,9% y San Juan de Lurigancho con 60,4%. Mientras que Miraflores y Chaclacayo tienen menor incidencia de robo al paso con 22,8% y 26,7%, respectivamente.

El atraco, que es el delito más violento, ocurre con mayor frecuencia en Lince (23,1%), seguido de San Luis (22,2%), Lurín (21,6%) y San Juan de Miraflores (18,2%). Y los distritos con menor incidencia de atracos fueron Chaclacayo (2,2%), San Borja (4,3%), Miraflores (5,3%) y La Victoria (5,6%).

Para Carlos Romero, investigador de la encuesta, el patrón de delitos en Lima Metropolitana no difiere a lo ocurrido a nivel nacional. “Mientras que los robos al paso y atracos tienen ligeramente una mayor incidencia en la capital, los robos en vivienda o local son menores en el promedio nacional”, dijo.

Uso de armas por distrito

Del total de delitos, el 32% fueron cometidos con armas. La más utilizada fue el arma blanca o cuchillo, en un 16% de los delitos, seguida del arma de fuego con un 12%, y un 4% de los delitos fueron realizados con otras armas.

Los distritos donde el uso de arma blanca o cuchillo es más extendido son Villa El Salvador (28%), Carabayllo (24%), Rímac (21%), Pachacámac (20%), Comas (19%) y San Juan de Lurigancho (19%).

Las tasas más altas de uso de arma de fuego se encuentran en San Miguel (24%), Pueblo Libre (23%), San Isidro (23%), Lince (23%), Comas (16%) y San Luis (16%).

Este sondeo fue realizado en 35 distritos de Lima Metropolitana, donde se encuestó a 400 personas por comuna.

PNP y serenos no están bien vistos

Sobre la labor de la Policía y el Serenazgo, casi dos de tres encuestados (63%) califican la labor policial de mala o muy mala. Solo el 29% de los encuestados tiene una opinión muy buena o buena de la PNP.

Los serenazgos no son mejor evaluados. El 30% opina muy bien o bien de ellos, mientras que el 52% considera su labor mala o muy mal. Un 11% precisó que no cuenta con Serenazgo, todos ellos del distrito de Villa El Salvador.

Los distritos que evalúan de manera positiva a la Policía son San Isidro con 58%; Miraflores, 57%; y Jesús María, 57%. Los distritos con más baja aprobación son el Rímac con 12%, San Juan de Miraflores y Villa El Salvador con 17% .

Los distritos que dan buena aprobación a sus serenazgos son San Isidro (78%), Miraflores (75%), Surco (70%), mientras que los que los evalúan peor son Villa María del Triunfo (12%), San Martín de Porres (12%) y el Rímac (14%) .

Según el sondeo, el 43% de los hogares limeños tuvieron por lo menos un miembro que fue víctima de un delito, esto ubica a Lima como una de las capitales con más inseguridad en Latinoamérica, en comparación con Santiago con 30% y Buenos Aires con 39%.

Fuente: Noticia Local - La República

Vecinos de Los Olivos realizan un plantón para exigir vacancia de alcalde

Decididos. Un grupo de vecinos de Los Olivos realizó un plantón de protesta frente al municipio del distrito exigiendo la vacancia del alcalde Felipe Castillo, argumentando que usó fondos públicos para crear una universidad privada.

El titular de la asociación Iniciativa Ciudadana, Luis Pastor, promotor de la vacancia, señaló que este viernes las autoridades municipales decidirán la fecha en que se realizará la Sesión Extraordinaria del Consejo Municipal para decidir la vacancia del burgomaestre.

Agregó que si esto no se consigue queda aún la decisión final del Jurado Nacional de Elecciones que se conocerá en unos 30 días.

Alcalde niega privatización

El titular edil Felipe Castillo dijo que respetará la decisión que tome el JNE y agregó que no privatizará nada. “La universidad municipal no es privada, no se van a cobrar pensiones, pero sí una tasa como pasa en las demás universidades públicas”, explicó.

Fuente: Noticia Local - La República

Acuerdan anular DS 083-2007 para poner fin a violencia en Puno

El dirigente aymara del Frente de Defensa de los Recursos Naturales Rufino Machaca Quinto, manifestó que en una reunión que duró hasta la media noche, se acordó anular el Decreto Supremo 083 – 2007, sin embargo la reunión con el Ejecutivo continuará en las próximas para hacer algunos ajustes y tomar una decisión final. “Se hizo respetar la agenda original, y estamos viendo que exista la voluntad de derogar el Decreto 083”, expresó.

Por su parte, el dirigente Walter Aduviri en declaración a un medio nacional manifestó que en una reunión con el ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez Gamarra, se acordó la anulación del Decreto Supremo 083 con la finalidad de poner fin a la problemática de la zona aymara.

Como se recuerda, un grupo de dirigentes aymaras llegaron hasta la capital de Lima para exigir dos puntos, el cese y la cancelación definitiva de todas las concesiones mineras y petroleras en la región sur de Puno y la derogatoria del Decreto Supremo 083, que faculta la concesión a la minera Santa Ana.

Fuente: CNR - Noticia Local

Piura: Sector agrario prepara paro regional para el 20 de julio

Mediante un pronunciamiento público la Junta Regional de Usuarios señaló que la convocatoria a dicha manifestación tiene por objeto exigir al presidente regional que cumpla con su promesa de fortalecer el sector. Por su parte, el presidente de la Junta de Usuarios del Chira, Zuriel Guardado, indicó que este jueves 23 de junio se reunirán con los concejeros regionales para analizar los principales problemas que atraviesa.

El dirigente agrario, señaló que se sienten burlados por las constantes paseadas del presidente regional de Piura, quien en varias veces se ha negado a concederles una audiencia para tratar los problemas que atraviesa el agro piurano.

Guardado Cruz, indicó que se mantendrán en pie de lucha hasta que la autoridad regional, a quien le brindaron su respaldo en las urnas, se digne en atender sus demandas, pues lo único que piden es buscar alternativas de solución en forma conjunta a fin de resolver los problemas del sector agrario.

Refirió, que también se sienten engañados por parte de los consejeros regionales, quienes se comprometieron a detener la transferencia de la maquinaria de la Dirección Regional de Agricultura al CESEM, sin embargo, eso nunca ocurrió.

Guardado, reafirmó que de no encontrar respuesta por parte del presidente regional de Piura, de todas maneras llevarán a cabo su medida de lucha pues ya están cansados de la indiferencia que muestra la autoridad regional.

Fuente: Noticia Local - CNR

La controvertida trayectoria de Ketín Vidal

Por Gustavo Gorriti.-

En 1996, el narcotraficante Demetrio Chávez Peñaherrera sorprendió a todos con su estentórea confesión en el juzgado, de los sobornos mensuales que había tenido que pagar a Vladimiro Montesinos desde julio de 1991 hasta junio de 1992, cuando éste quiso duplicar el cupo de 50 a 100 mil dólares mensuales.

El gobierno de Fujimori quedó aturdido en medio del resonante escándalo. Mientras encerraban a Vaticano y lo ‘preparaban’ para que saliera días después a retractarse, con la cara de zombi y la pronunciación de quien ha pasado por sesiones de electroshock sin transformador, varios de los personajes del régimen de Fujimori y Montesinos salieron a defender a éste. Blanca Nélida Colán, la entonces fiscal de la Nación, fue una de ellos. Se la conocía bien. Era de esperar.

Pero hubo un personaje cuya defensa de Montesinos sí que sorprendió. Fue el general PNP Antonio Ketín Vidal, entonces jefe de la Policía, quien salió a respaldar a Montesinos en una entrevista hecha con el entonces periodista de televisión Gonzalo Quijandría.

“A mí me parece francamente inverosímil [la acusación de Vaticano]” dijo Vidal, “… yo no puedo pensar que una persona que tiene una responsabilidad tan alta en el país [como el doctor Montesinos] esté involucrado en estas cosas”.

Quienes veían entonces –y hasta vieron después– a Ketín Vidal como una suerte de alternativa democrática al montesinismo, tuvieron entonces lo que caritativamente se puede llamar una disonancia cognitiva. ¿Cómo? ¿El perícleo “Cazador” avalando al corrupto Svengali de Fujimori?

El futuro les iba a deparar una conmoción todavía mayor. El 25 de diciembre de 1999, cuando ya todo estaba dicho, violentado y, sobre todo, robado, Ketín Vidal y Montesinos se reunieron en la sala con truco del SIN. El video grabado subrepticiamente quedaría luego registrado con el número 1809 en el Congreso. Ahí, los viejos conocidos se hablan en diminutivo (de ‘Antoñito’ a ‘Vladicito”) , rajan de enemigos comunes, coinciden en la aparente inevitabilidad de la re-reelección de Fujimori.

Una parte del diálogo es memorable:

– Y sobre todo trabajé con lealtad, con lealtad, siempre – dice Ketín Vidal.

– Solamente hay dos cosas que no nos pueden decir, hermano –repone Montesinos –, ni que somos homosexuales ni que somos rateros.

La relación entre Ketín Vidal y Montesinos es no solo antigua sino que cruzó a través de los momentos más controvertidos y reveladores en la vida de ambos, sobre todo en la de Vidal.

Ambos se conocieron muy jóvenes, como cadetes, en el primer año de la Escuela Militar de Chorrillos, en 1962. Vidal abandonó la Escuela Militar a fines de año y pasó a la de la entonces Policía de Investigaciones del Perú (PIP). Luego, como oficial de la Policía, se especializó en inteligencia.

En 1985, cuando era un coronel PIP, Vidal fue comprendido en la investigación a la que quizá haya sido la mayor organización peruana de narcotráfico, la de Reynaldo Rodríguez López. Ninguna otra organización llegó a penetrar tanto a las autoridades del Estado, sobre todo a la Policía y, en especial, a la de Investigaciones.

El atestado policial describe las responsabilidades de Vidal en las páginas 85 y 86. Ahí está no solo la evidencia de una relación continua entre Vidal y Rodríguez López, documentado en la agenda de éste, sino hasta gestiones realizadas por Vidal pidiendo visas para Estados Unidos a gente designada por Rodríguez López.
Me consta que Vidal tuvo una relación cercana con Rodríguez López y con los cómplices policiales de éste. Yo investigué por cerca de tres años a la organización de éste hasta que la explosión del laboratorio de cocaína en 1985, forzó a adelantar por varios días la publicación programada en la revista Caretas, donde trabajé todos esos años.

En el derrame informativo que siguió a nuestra primera publicación, vi que Vidal, quien había sido una de mis fuentes durante el largo y difícil proceso de investigación, había informado a la vez sobre el desarrollo de ésta a los generales de la Policía cómplices de Rodríguez López (sobre todo a José Jorge) y a éste. Confrontado con los hechos, Vidal lo reconoció pero me dijo que lo había hecho porque no tenía alternativa.

Le dieron de baja. Y pasó a trabajar en el estudio de su ex compañero de la EMCH, Vladimiro Montesinos, quien entonces ya llevaba algunos años como abogado especializado en la defensa de narcotraficantes. En el caso de la organización de Rodríguez López, Montesinos se convirtió en su estratega de defensa, en lo legal y fuera de ello. Y defendió a Vidal quien por un buen tiempo trabajó en el estudio de Montesinos.

Aunque Montesinos afirma que Vidal pudo reingresar a la Policía gracias a sus gestiones, eso no me consta. Lo cierto es que trabajó muy cerca de él desde la victoria de Fujimori en 1990.

Montesinos, que terminó controlando todo el país empezó el proceso controlando el Servicio de Inteligencia (SIN). Tuvo ahí a Vidal como jefe de contrainteligencia hasta 1991, cuando fue enviado a la Dincote, primero como subdirector y luego como director.

Ahí, gracias a los logros del GEIN, Vidal estableció una cierta autonomía y luego un gran prestigio propio cuando los policías bajo su comando capturaron a Abimael Guzmán.

La visión que tuvo la gente del general ‘demócrata’, no fue obstáculo para que, como queda dicho, Vidal defendiera a Montesinos en 1996 de una acusación que él tenía que saber que era cierta.

Ni fue obstáculo tampoco para que a fines de diciembre de 1999, le asegurara a su amigo ‘Vladicito’ haber trabajado “con lealtad, siempre”.

Antes que pasaran dos años desde ese momento, cuando el entonces fugitivo Montesinos fue capturado en Caracas, Vidal, convertido en ministro del Interior del régimen democrático de Valentín Paniagua, fue a Iquitos, a darle alcance al vuelo que traía a Montesinos.

Flanqueado por dos policías, Montesinos estaba sentado al medio del avión, contándole historias a sus custodios, que estos escuchaban muy divertidos. Y sus grabadoras también.

Entonces subió Vidal al avión y cruzó por un momento miradas con Montesinos. La de éste fue tan burlona y despectiva que el camarógrafo que filmó todo el retorno hizo un close-up que permitió ver cómo la sola expresión de Montesinos relataba una historia entre sorprendente y esperpéntica que abarcaba varias décadas y cambios de roles y personajes.

Circunspecto, no sé si contrito, Vidal se sentó en primera fila y no volteó, según testigos del vuelo, hasta aterrizar en Lima.

La historia no terminó entonces. Ahora, Vidal es mencionado como candidato para ser ministro del Interior en el gobierno de Ollanta Humala.

Que Humala sepa a qué se atiene si opta por esa elección. En todo caso, si precisa alguna información adicional, se la puede preguntar al periodista Carlos Paredes, autor del premiado libro “La caída del héroe: La verdadera historia de Ketín Vidal” (Planeta. Lima, 2006), quien llega a Lima este lunes 20 desde México, para declarar, defenderse y quizá contraatacar en el juicio que Ketín Vidal le tiene abierto.