4 jul. 2013

Lo que se sabe del golpe de Estado en Egipto

Los militares suspendieron la Constitución y anunciaron la creación de un gobierno interino, encabezado por el presidente de la Corte Suprema Constitucional, Adly Mansour, quien fue juramentado en una ceremonia televisada este jueves.

En la ceremonia, Mansour juró "preservar el sistema de la república, respetar la Constitución y las leyes, y salvaguardar los intereses del pueblo".

De acuerdo con un decreto militar, encabezará un gobierno tecnócrata hasta que se celebren nuevas eleciones presidenciales y parlamentarias, en una fecha que no ha sido determinada.

¿Qué sucedió?
La noche del miércoles, el comandante general de las Fuerzas Armadas de Egipto, Abdul Fattah al Sisi, declaró en un discurso televisado que la Constitución había sido suspendida y designó a Mansour como mandatario interino, derrocando así al presidente Mohamed Morsi.

Tanto la máxima autoridad islámica del país, el gran jeque de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, como el papa copto, Teodoro II, y la principal figura de la oposición, Mohamed El Baradei, hablaron posteriormente y dieron su aprobación.

Un comunicado en la cuenta de Twitter de la presidencia citó a Morsi denunciando el anuncio de los militares como un "completo golpe de Estado categóricamente rechazado por todos los hombres libres de nuestra nación".

Poco antes, soldados apoyados por vehículos blindados aseguraron sitios clave en la capital, El Cairo, mientras cientos de miles de manifestantes de la oposición y partidarios de Morsi salían a las calles.

¿Por qué derrocaron al presidente?
El general Abdul Fattah al Sisi es el hombre del momento en Egipto. La oposición pública a Morsi iba en aumento desde noviembre de 2012.

En un intento de asegurar que la Asamblea Constituyente (dominada por sus aliados islamistas) pudiera terminar la redacción de la nueva Constitución del país, Morsi realizó una declaración constitucional provisional concediéndose poderes de gran alcance.

Después de días de protestas de la oposición, el ahora expresidente estuvo de acuerdo en limitar el alcance de la declaración, pero hubo más indignación al final de ese mes cuando la Asamblea Constituyente aprobó una versión apresurada de la Constitución, pese a un boicot por parte de liberales, laicos y la Iglesia copta.

A medida que aumentaba el descontento de la oposición, Morsi emitió un decreto que autorizaba a las fuerzas armadas a proteger las instituciones nacionales y los centros de votación hasta la celebración de un referéndum el 15 de diciembre de 2012 sobre el proyecto de Constitución, lo que los críticos dijeron que equivalía a una forma de ley marcial.

El Ejército volvió a los cuarteles después de la aprobación de la Carta, pero en cuestión de semanas se vio obligado a desplegarse en las ciudades a lo largo del Canal de Suez para detener los enfrentamientos entre opositores y partidarios de Morsi que dejaron más de 50 muertos. El pasado 29 de enero, Sisi advirtió que la crisis política podría "llevar a un colapso del Estado".

A finales de abril, activistas de la oposición crearon la base para el movimiento de protesta Tamarod (rebelde) que se centró en la recolección de firmas para una petición, que se quejaba de la incapacidad de Morsi para restablecer la seguridad, restaurar la economía y llamó a nuevas elecciones presidenciales.

También organizó protestas masivas para conmemorar el primer aniversario del día en que Morsi asumió el cargo. El pasado 30 de junio, millones de manifestantes salieron a las calles en todo Egipto.

Las protestas llevaron a los militares a advertir el 1° de julio al presidente Morsi que iban a intervenir e imponer su propia "hoja de ruta" si no cumplía las exigencias públicas en 48 horas y ponía fin a la crisis política.

A medida que la fecha límite se acercaba, Morsi insistió en que era el líder legítimo de Egipto. Advirtió que cualquier intento de derrocarlo por la fuerza podría sumir al país en el caos. "La gente me dio la facultad, la gente me eligió a través de unas elecciones libres y justas", afirmó. "La legitimidad es la única manera de proteger a nuestro país y evitar el derramamiento de sangre, para pasar a una nueva etapa".

¿Por qué actúan ahora los militares?
El depuesto presidente Morsi estaría detenido en un cuartel del Ejército. Tras una reunión con los líderes políticos, religiosos y de la juventud el 3 de julio, Sisi expresó que el pueblo egipcio había "pedido ayuda" y que los militares "no podían permanecer en silencio". Los militares habían hecho "grandes esfuerzos" para contener la situación y lograr la reconciliación nacional, pero el presidente no había cumplido con "las demandas de las masas", agregó.

"Los que estaban en la reunión acordaron una hoja de ruta para el futuro, que incluye los primeros pasos para lograr la construcción de una sociedad egipcia fuerte, cohesiva y que no excluya a nadie y termine con el estado de tensión y división", anunció el general.

A fin de evitar cualquier reacción desestabilizadora de parte del partido de Morsi, los Hermanos Musulmanes, y sus aliados islámicos, Sisi advirtió que el Ejército y la policía se ocuparían "decisivamente" de la violencia.

¿Qué dice la hoja de ruta?
Sisi indicó que la tan criticada Constitución de 2012 había sido "suspendida temporalmente" y que un grupo de expertos y representantes de todos los movimientos políticos consideraría enmiendas. El general no especificó si se celebraría un referendo para ratificar cualquier cambio.

El presidente del Tribunal Constitucional Supremo, el juez Adli Mansour, estará a cargo durante el "período de transición hasta que se elija a un nuevo presidente" y tiene la facultad de emitir declaraciones constitucionales, dijo Sisi. Añadió que se formaría un gobierno tecnócrata con plenos poderes para gestionar la transición.
El general no definió la duración del período de transición o qué papel jugaría el Ejército, si es que lo juega. También prometió "no excluir a nadie ni a ningún movimiento" y pidió medidas para "darles poder a los jóvenes e integrarlos en las instituciones del Estado".

Instó a la SCC a ratificar rápidamente la ley que permite las elecciones para la actualmente disuelta cámara baja del Parlamento, la Asamblea del Pueblo, y señaló que se publicaría un nuevo código de ética para los medios de comunicación.

¿Quién es el presidente interino?
Adli Mansour había sido nombrado por el ahora depuesto presidente Mohammed Morsi como presidente de la Corte Constitucional hace unos pocos días.

Mansour, de 67 años, ha ejercido diferentes cargos en el poder judicial por décadas y contribuyó a redactar el proyecto constitucional que llevó a Morsi al poder en 2012.

Sin embargo, no se trata de una figura conocida. Algunos lo consideran una figura neutral, que sería útil a los propósitos de una transición que se anticipa será turbulenta.

¿Qué ha pasado con Mohamed Morsi?
Se desconoce la ubicación del derrocado presidente, aunque hay rumores de que se encuentra en detención militar. Se le impusieron prohibiciones de viaje, al igual que a altos cargos de los Hermanos Musulmanes, incluyendo el guía general Mohamed Badie y su poderoso diputado, Jairat al Shater.

Un comunicado en la cuenta de Twitter de la presidencia citó a Morsi diciendo que el anuncio militar es "rechazado por todos los hombres libres que luchaban por un Egipto democrático civil". Instó a "civiles y miembros de las fuerzas armadas a defender la ley y la Constitución y a no aceptar un golpe de Estado que lleve a Egipto hacia atrás".

Morsi también expresó que todo el mundo debe permanecer en paz y evitar el "derramamiento de sangre".
Un portavoz del movimiento de los Hermanos Musulmanes, Gehad el Haddad, le dijo a la BBC que Morsi y sus asesores están retenidos en la sede de la guardia presidencial y se les niega la comunicación con el mundo exterior.

Fuente: Noticia Local - BBC


Denuncian que arquitectos españoles trabajan ilegalmente en el Perú

El decano del Colegio de Arquitectos de Lima, José Arispe Chávez, alertó que, debido a la crisis económica en España, un importante número de arquitectos de ese país ha llegado a Perú para trabajar, pero lo hace de manera ilegal, sin haber sido habilitados y sin que conozcan la normativa nacional vigente.

“Estamos preocupados porque es verdad que, debido a la crisis económica española y gracias a las oportunidades de trabajo que ofrece nuestro país, un importante número de colegas trabaja ilegalmente en entidades públicas y privadas”, refirió Arispe Chávez.

Por eso, de acuerdo con la ley de certificación profesional vigente, el especialista recomendó a sus pares extranjeros regularizar su situación a través de una evaluación que el Colegio de Arquitectos realiza para habilitarlos.

Son requisitos de la prueba de evaluación, aclaró, que conozcan la normativa y los reglamentos vigentes sobre edificaciones en Perú, así como la tecnología, materiales de construcción y cultura e historia monumental del país.

Arispe Chávez también declaró que el Colegio de Arquitectos está exigiendo a los arquitectos extranjeros la compatibilidad de preparación y cursos a través de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR). Igualmente, que los colegios de arquitectos como el de España faciliten el trabajo de nuestros connacionales en el exterior.

“Nosotros partimos del principio de reciprocidad. Nuestros arquitectos no son bien tratados en España. Inclusive por haber hecho ejercicio ilegal de la profesión muchos han sido enjuiciados. Nosotros hemos recibido siete denuncias hasta el momento”, comentó.

Fuente: Noticia Local – Perú 21

Ejecutivo promulga Ley del Servicio Civil que promueve meritocracia y derechos laborales

El Poder Ejecutivo promulgó hoy la Ley del Servicio Civil, norma que fue aprobada en el Congreso de la República y que busca sentar las bases para mejorar el desempeño de los servidores públicos, mediante la meritocracia y con respeto de los derechos laborales.

La norma aparece publicada hoy en la separata de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, dos días después de haber sido aprobada en el Pleno del Parlamento, tras un debate que se inició la semana pasada, con la participación de todas las bancadas parlamentarias.

Esta ley consta de 98 artículos, 12 disposiciones complementarias finales, 14 transitorias, dos modificatorias y una derogatoria, así como diversos capítulos alusivos a la organización del servicio civil y a los servidores públicos.

Dentro de esta norma se establece la meritocracia como la base de los avances de los trabajadores en la carrera, así como la capacitación y la mejora en las competencias de los servidores públicos del país, a favor de la ciudadanía.

Como parte de su contenido, la norma mantiene el cálculo de la CTS sobre el 100 por ciento de la valorización principal y ajustada, que le fueron pagadas al servidor civil en cada mes durante los últimos 36 meses de trabajo, por cada año de servicios efectivamente prestados.

Respecto al periodo de prueba para los miembros de este régimen laboral, se aplicará solo a los nuevos trabajadores y no a quienes formen parte de los regímenes de los decretos 276 y 728 y del Contrato Administrativo de Servicios (CAS).

Asimismo, incluye la posibilidad de solicitar un adelanto de la edad de jubilación de los trabajadores que formen parte del nuevo régimen laboral, y cambia la denominación de “personal de ineficiencia comprobada” por la de “personal desaprobado”.

Diversas autoridades del Gobierno han dejado en claro que esta ley no generará despidos masivos.

Fuente: Noticia Local - Andina