16 may. 2014

César Álvarez en la Dirincri tras entregarse a la justicia

El presidente regional de Áncash, César Álvarez, se entregó esta tarde a la justicia, tras la orden de detención preventiva dictada en su contra por el Poder Judicial, por el asesinato del ex consejero regional Ezequiel Nolasco.

Álvarez, quien horas antes había expresado su disposición de ponerse a derecho, llegó en taxi a las inmediaciones de la Sala Penal Nacional, pero fue intervenido por agentes policiales, quienes lo introdujeron en un vehículo para derivarlo a la Dirincri.

En medio del asedio de la prensa, el presidente regional ancashino simplemente expresó tener fe en Dios y en que se haga justicia. "Me pongo a derecho", añadió.

A esta hora, Álvarez se encuentra en uno de los ambientes del sótano de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía (Dirincri), donde en compañía de sus abogados se registra la intervención y se le toman sus generales de ley.
La Sala Penal Nacional, presidida por el juez Marco Aurelio Tejada Ortiz, ordenó la detención preliminar de Álvarez y de otras 28 personas por los presuntos delitos de homicidio calificado y asociación ilícita para delinquir, a propósito de las pesquisas por la muerte de Nolasco.

La hija del ex consejero asesinado, Fiorella Nolasco, aseguró que aún teme por su vida y que la decisión de César Álvarez de entregarse a la justicia no la deja sin preocupaciones.

“Él tenía orden de captura y debió entregarse ayer. Ha hecho un show mediático y no confío en lo que expresa su rostro. No me siento tranquilo. Estaré más calmada cuando lo sentencien", dijo.

"Falta (investigar y capturar a) mucho más personas que trabajaron para ese señor", agregó Fiorella Nolasco, quien ayer pidió resguardo policial de manera urgente porque temía por su vida.

Fuente: Noticia Local - Canal N - Andina - La República